Monday, November 06, 2006

UNIVERSIDAD INTERAMERICANA PARA EL DESARROLLO
MAESTRÍA EN EDUCACIÓN
CUARTO CUATRIMESTRE GRUPO ÚNICO
MATERIA: EVALUACIÓN EDUCATIVA
CATEDRÁTICO: MTO. URIEL ARÉCHIGA
ALUMNO: JOSÉ LUIS ZÚÑIGA MERCADO


COMPONENTES DE LA EVALUACIÓN

La evaluación educativa ha adquirido una diversidad de significados, algunos de los cuales se hallan en uso desde hace casi medio siglo. La conocida definición de Ralph Tyler concibe la evaluación como “El proceso de determinar hasta qué punto se están alcanzando realmente los objetivos educativos” (Tyler, 1950, p. 69). Otra definición ampliamente conocida, sugerida por evaluadores como Cronbach (1963), Stufflebeam (1969) y Alkin (1969) es: proporcionar información para la toma de decisiones.
Considerando las definiciones anteriores, pasemos ahora al análisis de los componentes de la evaluación:


OBJETO (¿QUÉ?)

Alumnos y profesores han sido siempre los tradicionales objetos de la evaluación en educación.
Diversas innovaciones en el sistema educativo llevaron a un cambio significativo de enfoque respecto al objeto de la evaluación educativa, que pasó de los alumnos a los proyectos, programas y materiales de instrucción.
Los objetos que tradicionalmente suelen ser de interés en la evaluación incluyen también a las instituciones.
La identificación precisa del objeto ayuda a centrar la evaluación. También ayuda a clarificar y a resolver conflictos de valores y posibles reticencias de las personas interesadas o afectadas por la evaluación.


MODELO (¿CÓMO?)

Una vez determinado el objeto, hay que tomar decisiones respecto a los diversos aspectos y dimensiones que deberían evaluarse. Luego hay que recopilar la información pertinente a dichos aspectos.
El modelo de Stufflebeam (1969) propone que la evaluación se centre en cuatro elementos del objeto a evaluar: objetivos, diseño, proceso de implementación y resultados. Según este planteamiento, la evaluación de un proyecto educativo incluiría la valoración del mérito de sus objetivos, la calidad de su programación, hasta qué punto se está poniendo en práctica dicha programación, y la valía de los resultados del proyecto.
Las últimas tendencias en evaluación están de acuerdo con que los alumnos, como objetos de la evaluación, deben ser evaluados basándose en una amplia gama de información que refleje su comportamiento, actuación, actitudes, destrezas y objetivos.
Muchos autores han cuestionado la utilidad de diversos métodos de investigación encontrados en los estudios sobre evaluación., también introducen diversos métodos nuevos de investigación en el campo de la evaluación educativa.
Además de los tradicionales diseños experimentales (Campbell, 1969; Stanley, 1972; Cook, 1991), están los métodos naturalistas (Patton, 1978; Guba y Lincoln, 1981, 1989).
En los estudios más recientes sobre evaluación se dice que el “evaluador tendrá la prudencia de no declararse partidario ni de una metodología cuantitativa-científica-sumativa ni de una metodología cualitativa-naturalista-descriptiva”, ya que para una tarea complicada como es la evaluación, el planteamiento óptimo sea buscar el mejor método o conjunto de métodos que respondan a cuestiones de evaluación concretas.


FINALIDAD (¿PARA QUÉ?)

Scriven (1967) fue el primero en sugerir la distinción entre “evaluación formativa” y “evaluación sumativa”, para referirse a las dos principales funciones de la evaluación.
Así pues, en su función formativa, la evaluación puede utilizarse para la mejora y el desarrollo de una actividad (o programa, o producto, etc.) que se está llevando a cabo. En su función sumativa, la evaluación puede utilizarse para la rendición de cuentas, para certificar o para seleccionar.
En muchos casos es patente que la evaluación no sirve ningún propósito formativo ni se utiliza para la rendición de cuentas, ni para ninguno de sus otros objetivos sumativos. Su principal utilidad parece estar en que aumenta la conciencia de actividades especiales, motivando el comportamiento deseado de los evaluados o promoviendo las relaciones públicas.
Aunque algunos evaluadores han expresado una clara preferencia por la función formativa de la evaluación, la opinión más extendida parece ser la de que no hay roles “acertados” o “equivocados” de la evaluación, por lo menos en lo que se refiere a las funciones formativa y sumativa.


INSTRUMENTO (¿CON QUÉ?)

El proceso de llevar a cabo una evaluación es una de las funciones de la concepción teórica que guía la evaluación. Un planteamiento teórico puede dar como resultado el siguiente proceso: primero se determinan los objetivos en términos conductistas; después se desarrollan los instrumentos de medida y se recogen los datos; y finalmente se interpretan los resultados y se hacen las recomendaciones pertinentes.


EVALUADOR (¿QUIÉN?)

Para ser un evaluador competente y fiable se necesita la combinación de una amplia gama de características. Éstas incluyen competencia técnica en el área de la medida y la investigación, conocimiento del contexto social y de la naturaleza del objeto de la evaluación, destreza en relaciones humanas, integridad personal y objetividad, así como características relacionadas con la autoridad y la responsabilidad. Debido a que es difícil encontrar una persona que reúna todos estos requisitos, a menudo se hace necesario tener un equipo de evaluadores que dirija la evaluación o, por el contrario, elegir a una persona con las características más apropiadas para un aspecto específico de la evaluación.
El evaluador interno generalmente es contratado por los responsables del proyecto y les informa directamente. El evaluador externo no está contratado directamente por los responsables del proyecto y disfruta de un grado mayor de independencia. Por otra parte, el interno suele resultar menos amenazador para las personas evaluadas que el externo.
El evaluador práctico generalmente no está especializado en evaluación y su implicación en la misma representa sólo parte de su trabajo. El evaluador profesional es aquel que tiene una amplia formación en evaluación y cuya principal responsabilidad (si no la única) consiste en dirigir evaluaciones.


MOMENTO (¿Cuándo?)

Una evaluación, como fuente importante de evidencia del éxito de resultados, debe aplicarse desde el inicio de un proyecto y en forma continua, para así vigilar que se cumplan los objetivos propuestos. Esta forma de evaluación incide principalmente sobre los logros esperados y alcanzados, examinando la cadena de resultados, los procesos, los factores contextuales y la causalidad.


Finalmente, aunque la evaluación se utiliza para medir intervenciones, también provee valor agregado para que los procesos orientados a decisiones contribuyan a mejorar las actividades, proyectos, programas, estrategias y políticas presentes y futuros. Por consiguiente, la evaluación contribuye a la formulación de políticas institucionales, a la efectividad del desarrollo y a la efectividad organizacional.
Asimismo, los informes de evaluación deben presentar la evidencia, los hallazgos y las conclusiones y recomendaciones de una manera integral y equilibrada. Deben ser breves, concretos y fáciles de comunicar.



FUENTE DE CONSULTA:
Nevo, David. Evaluación basada en el Centro. Ediciones Mensajero.

Friday, October 27, 2006

UNIVERSIDAD INTERAMERICANA PARA EL DESARROLLO
MAESTRÍA EN EDUCACIÓN















DISEÑO, IMPLEMENTACIÓN Y EVALUACIÓN DE UN PROGRAMA DE EDUCACIÓN PARA LA NO VIOLENCIA
















ALUMNO: JOSÉ LUIS ZÚÑIGA MERCADO

MATERIA: EVALUACIÓN EDUCATIVA

GRADO: CUARTO CUATRIMESTRE GRUPO ÚNICO







OCTUBRE 2006

INTRODUCCIÓN


La parte medular del presente proyecto es la educación para la NO VIOLENCIA y se incluye en los contenidos programáticos de la educación en las reformas que últimamente se han establecido para los niveles de preescolar, primaria y secundaria; que además son obligatorios para todos los alumnos que se encuentran en la edad correspondiente.

El propósito general es tener un impacto, en el mediano plazo, en los grados de violencia que se observan en la comunidad escolar, que se reflejan, entre otras en: maltrato infantil y abuso intrafamiliar, maltrato y abuso en el contexto escolar.

Otra de las finalidades de este proyecto es el diseño, implementación y evaluación de una metodología para la educación de la NO VIOLENCIA dirigida a los sectores preescolar, elemental y media básica.




JUSTIFICACIÓN


La violencia es uno de los problemas que más incide en la disminución de la calidad de vida de la comunidad escolar, representando un alto costo social. La violencia contra niños y la violencia intrafamiliar en general, además de su costo social implica importantes gastos económicos; para el sector laboral: ausentismo, licencias, baja en la productividad; para el sector salud: costos directos de atención de víctimas y sus familias, costos aumentados por las detecciones tardías, desgaste profesional para los operadores que trabajan con víctimas e indiciados; para el sector judicial: gastos directos en la atención de causas relacionadas con maltrato y violencia, costos indirectos por las demandas recurrentes, costos indirectos por el desgaste profesional de los funcionarios que trabajan en este tipo de causas, desgaste profesional de los docentes que están en contacto con víctimas y victimarios, deterioro del clima social escolar; costo social: aumento de la delincuencia, transmisión intergeneracional de patrones de violencia.

La reforma educacional, a través de los contenidos programáticos en la educación abre un espacio para introducir contenidos relacionados con la convivencia pacífica, educación para la vida, el respeto a los derechos de los otros, el desarrollo de conductas protectoras frente a las situaciones de riesgo, desarrollo personal y respeto al ecosistema social, entre otros.

Los profesores, quienes son operadores primarios en relación a la detección de los problemas de violencia al interior de las escuelas, están sensibilizándose con respecto al tema y abiertos a implementar planes y programas que se refieren a la prevención de conductas violentas y a la prevención y detección de maltrato infantil.



Las áreas en que se desarrollará esta metodología serán:

1.- Prevención de violencia y desarrollo de factores protectores frente a situaciones de violencia y abuso.

2.- Desarrollo de destrezas necesarias de detección, con apoyo inmediato y derivación a alumnos víctimas de violencia.

3.- Desarrollo de estrategias adecuadas para la resolución de conflictos, resultantes de maltrato y abuso.






MODELO DE EVALUACIÓN CUALITATIVA


Con este modelo de evaluación es posible evaluar distintos aspectos y momentos del trabajo profesional, así como los logros y obstáculos.

Permite estrategias de análisis y reflexión constante sobre el trabajo que se realiza.

Mediante la aplicación de este modelo, es posible reducir la tendencia del evaluador a formular conclusiones que se basan en una apreciación subjetiva de los trabajos realizados.

La concepción, proceso y procedimientos permiten pruebas constantes de realidad, objetividad y correlación con las vivencias, observaciones y propuestas de los sujetos participantes. Se hace obligado escuchar a todos los implicados directamente (agraviados e indiciados), así como a los profesionales formados que trabajan para facilitar esos procesos (docentes, directivos, autoridades etc.).

Al plasmar sus acciones, palabras, conclusiones y apreciaciones, se trabaja con base en la lógica y algunas estrategias propias de la investigación cualitativa.

Así pues, este modelo de evaluación cualitativa permite aprovechar el enorme potencial de estas formas de indagación, junto con un mayor nivel de objetividad y controles, para el seguimiento y análisis de los procesos de intervención social e investigación involucrados.









HERRAMIENTAS PARA ABATIR LA PROBLEMÀTICA



OBJETO.- instituciones como Escuela, Procuraduría de la Defensa del Menor, Desarrollo Integral de la Familia (DIF), Centro de Atención a Vìctimas (CAVI), Juzgado Conciliador Municipal, Profesores, Alumnos y Padres de Familia.

MODELO.- Basado en demanda y toma de decisiones.

EVALUADOR.- Profesores, Directivos escolares, Expertos (abogado, autoridad civil, representante social, trabajadora social, orientador escolar, psicòlogo, etc.)

INSTRUMENTO.- A través de la observación, la entrevista, el careo.

MOMENTO.- Desde el inicio del curso y permanentemente durante el mismo.

FINALIDAD.- Debe ser formativa y no represiva.



Finalmente, las acciones principales seràn la capacitaciòn de profesores y el diseño de material de apoyo escrito y audiovisual para el trabajo con los alumnos y padres de familia.
































Monday, October 16, 2006

UNIVERSIDAD INTERAMERICANA PARA EL DESARROLLO
MAESTRÍA EN EDUCACIÓN
CUARTO CUATRIMESTRE GRUPO ÚNICO
MATERIA: EVALUACIÓN EDUCATIVA
CATEDRÁTICO: MTO. URIEL ARÉCHIGA
ALUMNO: JOSÉ LUIS ZÚÑIGA MERCADO


LA PRUEBA OBJETIVA.


QUE SON?

Las pruebas objetivas son exámenes escritos integrados por cuestiones que sólo admiten una respuesta correcta y su calificación es siempre uniforme y precisa para todos los que las presentan. Están altamente estructuradas.
Cuando la prueba objetiva está bien construida puede poner en juego procesos mentales muy complejos y originar pensamientos de alto nivel.
A diferencia de otras, la prueba objetiva es más extensa, por consiguiente se puede decir que premia la capacidad de leer bien. Su preparación es de alta calidad que requiere mucho tiempo, gran habilidad y un arduo trabajo durante varias semanas o aún meses, antes del día en que se le ha de usar. Ofrecen mayor economía, uniformidad y confiabilidad.

Algunas de sus características son:
1.- La prueba debe ser VÁLIDA para el propósito que se le asigne. Sí está planeada para medir los conocimientos alcanzados por los alumnos de un curso, como base para calificarlos, debe responder al contenido y los objetivos de ese curso y reflejar estos aspectos.
2.- La consistencia con la cual una prueba mide lo que se ha intentado medir, se llama CONFIABILIDAD. El índice de confiabilidad es una de las bases más importantes para determinar la calidad de la prueba.
3.- La prueba debe ser ECONÓMICA en lo que a empleo de tiempo se refiere, tanto para el profesor como para los alumnos. Si se le dedica un lapso conveniente para darle estilo a los ítems, a modo de facilitar luego la asignación del puntaje, el profesor ahorrará tiempo a la hora de corregirlos.
4.- Las pruebas de alta calidad están caracterizadas por un ALTO INDICE DE DISCRIMINACIÓN para cada ítem en particular y para toda la prueba en conjunto, unido a una razonable dificultad en las preguntas.
5.- Una prueba que se distingue por su calidad, debe MOTIVAR a los estudiantes para que éstos trabajen en un alto nivel. Cada punto de la calificación que reciba el alumno lo debe haber ganado como resultado de su confrontación con una situación intelectualmente estimulante y de su conquista de la misma.
6.- Las pruebas deben estar escritas en LENGUAJE CLARO, impecable y expresivo. La sintaxis, la ortografía y todos los símbolos usados deben ser nítidos. El lenguaje empleado debe ser apropiado a la edad y al nivel de los alumnos.
7.- Se pueden incluir situaciones de ESPECIAL INTERÉS. A veces un breve comentario en un diario o en una revista puede referirse a una situación que contiene conceptos precisos o ideas que se han considerado en clase.

Los tipos de prueba objetiva más utilizados son:

Pruebas de respuesta breve.- Sus reactivos requieren una contestación precisa mediante una palabra, una frase, un número o un símbolo.

Pruebas de respuesta alternativa.- Son proposiciones que el alumno debe marcar como ciertas o falsas (dos opciones).

Pruebas de correspondencia.- Se elaboran dos columnas paralelas, de tal suerte que cada palabra, número o símbolo de una de ellas corresponda o se relacione a una palabra, oración o frase de la otra columna.

Pruebas de selección múltiple.- Se plantea una pregunta, un problema o una aseveración inconclusa junto con una lista de soluciones entre las que una sola es correcta.

Pruebas de ordenamiento.- Consiste en presentar una relación de datos en sucesión desordenada para que el alumno los coloque en el orden o secuencia correctos.

PARA QUE SIRVEN?

Para calificarse rápidamente; Para que los alumnos lean más y mejor; abarquen más campo temático; Reflejan la interacción del contenido y los objetivos; para economizar tiempo al profesor y al alumno.

DONDE SE UTILIZAN?

Generalmente en los niveles de educación media básica (secundaria), medio superior (preparatoria) y superior (profesional). Sin embargo estas pruebas pueden ser empleadas en otros campos de acción como organismos gubernamentales y particulares.


FUENTES DE CONSULTA.

Moreno, M. “Didáctica. Fundamentación y práctica”. México. Editorial Progreso.

Nelson H. Clarence. Mediciones y Evaluación en el aula. Editorial Kapelusz 1971. Argentina

Thursday, October 05, 2006

REFLEXIÓN.

HACIA DONDE VOY?

El Docente nunca deja de “aprender a enseñar” y creo que la meta por alcanzar me permitirá ser cada día mejor.

QUE ESTOY APRENDIENDO?

Bueno, hoy ya puedo distinguir entre Acreditación que es el reconocimiento que da la institución educativa de los logros alcanzados por el alumno; Calificación que se refiere a la asignación de un número que pretende medir el nivel de aprovechamiento del alumno, y Evaluación que consiste en un juicio de valor que se hace acerca de la efectividad del proceso seguido para el logro del aprendizaje planteado al inicio del curso.


Fuente de consulta:
Zarzar Charur, Carlos. Temas de didáctica. Editorial Patria, S.A. de C.V. Primera edición. México. 1995

Wednesday, September 27, 2006

POR QUÉ EVALUAR

Nadie puede negar que la evaluación educativa es una actividad compleja que al mismo tiempo constituye una tarea necesaria y esencial en la labor docente.

Cuando se habla del concepto de evaluación, inmediatamente lo asociamos a la tarea de realizar mediciones sobre la importancia de las características de un objeto, hecho o situación particular. Sin duda, la evaluación incluye actividades de estimación cualitativa o cuantitativa, las cuáles se consideran imprescindibles, pero al mismo tiempo involucra otros factores que van más allá y que en cierto modo la definen.

El docente, al desempeñar sus funciones educativas debe tener una cierta concepción de la forma en que se aprende y se enseña, lo mismo que acerca de cómo, cuando, por qué y para qué evaluar.

La evaluación del proceso enseñanza-aprendizaje debe considerarse como una actividad necesaria, en tanto que le aporta al docente un mecanismo de autocontrol que le permitirá la regulación y el conocimiento de los factores y problemas que llegan a promover dicho proceso.

En mi concepto, lo anterior refleja que la enseñanza no se puede concebir sin la evaluación. Sin la información que nos proporciona la evaluación difícilmente tendríamos elementos suficientes para promover mejoras en el proceso enseñanza-aprendizaje de acuerdo a los objetivos marcados.


Fuente de consulta.- Estrategias docentes para un aprendizaje significativo. Frida Díaz-Barriga Arceo. 2ª. Edición. Edit. McGraw Hill. México. 2002.

Monday, September 18, 2006

PORQUE EVALUAR.

El tema eje para todos los que estamos involucrados en la educación es la EVALUACIÓN. Esta se ha convertido en los últimos tiempos en un tema recurrente, tanto en el debate didáctico como en las preocupaciones de los distintos estadios que integran la vida escolar.

Para muchos la Evaluación es un tema de difícil solución y de difícil acuerdos, pero indudablemente nos compromete diariamente en los desafíos similares de esta hermosa tarea de educar.

La evaluación es un proceso sistemático de recolección y análisis de la información, destinado a describir la realidad y emitir juicios de valor sobre su adecuación a un criterio de referencia establecido como base para la toma de decisiones.

PORQUE EVALUAR es participar en la construcción de un tipo de conocimiento axiológico, interpretando la información, estableciendo visiones no simplificadas de la realidad y facilitando la generación de una verdadera cultura evaluativa.

PORQUE EVALUAR implica valorar y tomar decisiones que impactan directamente en la vida de los otros. Es una práctica que compromete una dimensión ética; se requiere de un proceso reflexivo que asuma una posición de análisis crítico en torno a las acciones que se realizan conjuntamente con las intenciones que se persiguen.